Inicio arrow Pseudociencias arrow General arrow Review: Libro "Hijos sin dios. Cómo criar chicos ateos"
Review: Libro "Hijos sin dios. Cómo criar chicos ateos" PDF Imprimir E-Mail
escrito por Sebastián Bassi   
domingo, 30 de diciembre de 2007
tapa del libro
Hijos sin dios. Cómo criar chicos ateos.
Autores: Alejandro Rozitchner y Ximena Ianantouni

Esta año Papa Noel me trajo un hermoso regalo ateo: "Hijos sin dios". Un libro de aproximadamente 200 páginas que se puede leer tranquilamente en 2 o 3 tardes de verano (o cualquier estación si hay tiempo).

Creo que hay que advertir al lector sobre el estilo de escritura de los autores. Quien hayan leido un libro anterior de Rozitchner sabran a que me refiero: Se usa (y abusa) de un estilo "coloquial" o "informal". ¿Es esto malo? No necesariamente, incluso tiene la ventaja que es muy facil de leer, ya que es como escuchar un amigo hablando. Esta idea de "coloquialidad" se ve reforzado porque los capitulos están escrito alternativamente por marido y mujer, por lo que en algunos momentos parece mas un dialogo familiar que un libro "estandar". Este estilo no fue elegido por casualidad, tiene su logica propia, Rozitchner ha hecho apologia de la literatura de autoayuda, asi que no nos tiene que extrañar que use sus mismas tecnicas. Esto puede traer un problema al principio, hasta que el lector se acostumbre a este estilo, aunque creo que algunos (los menos) no se acostumbraran.

Contenido: Dejando de lado aspectos como el estilo y la organización del libro, voy a evaluar lo mas importante, el contenido. Por empezar hay que admitir que fue una sorpresa encontrar que en lugar de tratar un tema, se tratan 3 temas de manera casi simultanea. Es como comprar un auto y encontrar en el baúl una moto y una bicicleta. Al principio me puso contento recibir mas de lo que pensaba, pero enseguida sentí temor al pensar "¿estas sorpresas no se habrán hecho en deterimiento del producto principal?".

Los temas "extras"

¿Cuales son estos "temas extras"? El libro expone varios argumentos teoricos a favor del ateismo. No se limita a decir "al hijo hay que criarlo asi para que te salga ateo", sino que comenta que es el ateismo, cuales son sus ventajas, etc. Estos argumentos son muy valiosos para quienes son "ateos intuitivos", esto es, aquellos ateos de nacimiento que lo son porque piensan asi sin haber leido mucho sobre fundamentaciones filosóficas. Es gente que tiene dificultad para sostener su posición en algún debate ocasional. De esos que se dan con la familia y amigos. A ellos les viene bien este libro, incluso sin tener hijos o planes de tenerlos. El otro "bonus" del libro son los consejos sobre la crianza de hijos. En su mayoria son aplicables para todos los padres, no solo para quien quiere inculcar el ateismo en un chico. Por ejemplo: Manejo de la sexualidad, trato a los chicos (no hay que ser ateo para tratar a los chicos como personas en lugar de como animales a domesticar), enseñar con el ejemplo, etc, etc. Ximena ha leído algunos libros de donde saca la mayor parte de los consejos y los recomienda (Mi niño lo entiende todo, de Aletha Solter, Besame mucho, de Carlos gonzalez y El proceso de convertirse en persona, de Carl Rogers, Hijos de Kaz Cooke, Los árboles no crecen tirando de las hojas de Miguel Hoffman y otros en el "Apendice Ximena"). En general está en linea con lo que yo venia leyendo y aplicando (yo agregaria "Cuando es preciso ser padres"), por lo que me gustó y me parece muy valioso para la mayoria de los padres que no están atualizados en este tema. La mayoria de las embarazadas no hace siquiera el curso de preparación al parto, mucho menos estudian algo sobre crianza, con el argumento que es un proceso "natural". Ximena la tiene clara al afirmar que "creemos que la espontaneidad es suficiente. No lo es". Asi que este libro no solo lo tienen que comprar los ateos (con o sin hijos) que gusten de un sustento teorico para su no-creencia, sino que les servirá a todos los que tengan hijos (ateos o no).

Creo que ya es hora de hablar del tema especifico del libro (si es que puede decirse que hay un tema especifico). ¿Enseña el libro a criar hijos sin dios?. En lineas generales, si. Hay consejos generales y algunos especificos para casos particulares. Creo que en este ultimo tramo se queda un poco corto. Al final hay una seria de preguntas y respuestas, pero tiene a mi juicio algunos problemas. Algunas respuestas no son apropiadas para chicos de la edad que hacen la pregunta. Incluso contesta mas de lo que se pregunta, cosa que anteriormente es especificamente desaconsejado en el libro. Por ejemplo a la pregunta de "¿Como empezó el universo?", luego de consideraciones cientificas/filosoficas sobre el limite del tiempo y de la capacidad de pensar, Alejandro dice "...la vida es algo para ser experimentado, el sentido de la vida es vivirla, y no hay posibilidad de salir fuera de ella...". Todo bien, pero que tiene que ver con el bigbang?. También se podría hablar un poco de la evidencia empírica que sustenta la teoria del bigbang, pero eso dejaria mal parada la respuesta posterior de Ximena que dice "Personalmente creo que el universo estuvo siempre, no es algo que tiene comienzo y final". La respuesta de Ximena a "como se hacen las personas", también se excede un poco a la pregunta original al afirmar que "no siempre debe haber amor en ese acto" como tambien que "no siempre que dos personas tienen relaciones sexuales necesariamente se forma un hijo". Ambos conceptos verdaderos pero que responde mas de lo que se pregunta. Tampoco me gustó que se diga que "Las guerras, los terremotos, la pobreza y el sufrimiento pertenecen a la naturaleza humana". Los terremotos son parte de la naturaleza, pero ¿humana?. Con respecto a las respuestas "fuera de nivel", por ejemplo a un nene de 5 años (¿Adonde van los malos?) se le responde con expresiones tipo "dinámica vital interna" o "paradojicamente" o la cita a una película de Woody Allen. Ya que estamos con este tema, queria decir que en mi caso algunos pasajes del libro me hicieron acordar a la canción "Western" de Ataque 77 (letra, video) (donde se describe de manera cruda y real la vida y muerte de Rene Favaloro). A mi juicio el problema principal no son las respuestas a las preguntas, porque hay que admitir que asi como están al menos sirven como base para hacer nuestras propias respuestas.

Las preguntas que falta

Para mi el gran problema son las preguntas que no fueron hechas. se me ocurren muchas, por ejemplo: "¿porque tal personaje de un dibujito animado pone las manos asi y habla antes de comer?", "¿que es una iglesia?", "¿que es un cura?", "¿si mi hijo no pregunta nada de esto, debo hablarle antes de que pregunte o tengo esperar a que venga "contaminado" del jardín para luego "desprogramarlo"?. Muchas preguntas surgen del contexto religioso, pero algunas surgen desde afuera, como esa de "¿Y a ése que le pasó?". Esta última es una pregunta mas tipica de un hijo de una pareja atea y es el tipo de preguntas en la que debería (IMHO) enfocarse mas el libro. Quizas a los autores les faltó un poco mas de feedback para tener mas preguntas de este tipo, pero esto podría solucionarse en una segunda edición. En cambio una pregunta tipo "¿La virgen Maria no se baña?" solo puede salir de la mente de una nena que estudia en un colegio religioso (si el lector manda a su hija a este tipo de colegio, dificilmente compre un libro asi). Un hijo de padres ateos preguntará primero "¿Quien es esa mujer que aparece en esa estatua?" antes de indagar en sus habitos higiénicos.

Hay algunos pasajes que no se entienden, como en la página 67 donde Alejandro comenta la siguiente anécdota

"Una tarde Andrés estaba viendo la película de los Backyardigans en la computadora de mi taller, el capítulo de los fantasmas (ques buenisimo y hacen bú todo el tiempo), y yo le dije "¿Viste que cuando uno ve una peli que conoce en otro aparato le ve otros detalles?" y él asintió con la cabeza y me dio la impresión de que entnedía perfecto lo que yo había intentado decirle. ¿Que tiene que ver esto con el tema? Ah, pero es que si sólo vamos a hablar del tema esto es un bodrio."

WTF???

Otro problema que le veo (no para mi, pero si para muchos potenciales lectores), es que el autor principal tiene una perspectiva liberal que seguramente incomodará a muchos ateos (especialmente los ateos mas propensos a llamarse ateos) que tienen una ideologia opuesta. Para decirlo sin vueltas: Hay partes que a los zurdos no les va a gustar. En este aspecto Alejandro es un bicho raro, un ateo de derecha. Personalmente creo que hay que tener huevos para sostener una posición asi (o los ovarios en el caso de la Ximena). Los de derecha (especialmente en Argentina, donde abundan conservadores pro-Iglesia) no les debe gustar nada su no-religiosidad, y a los de izquierda, que son mas amigos del ateismo, su posición política. Esto solo ya es un argumento para comprar el libro, se merece lo que le deje el libro por tenerlos bien puestos (si Papa Noel no me lo compraba, lo hubiese comprado yo). Asi que los miembros de PC, MAS, PS, etc que esten tentados por el titulo del libro, les aconsejo que lo compren, pero tengan la mente abierta (y un poco de tolerancia). Aunque también les será útil a los religiosos para ver que el ateismo no es el fin del mundo, si es que pueden leer algo sin prejuicios.

Conclusión: A pesar de algunos defectos relativos (que quizas sean virtudes para otros) es un libro de no puede dejar de leerse. A los ateos les vendrá bien por lo argumentos que tiene, a quienes tienen hijos le servirán los consejos de crianza, y a los ateos que tengan hijos les sacará bastantes dudas (aunque no todas). Sea como sea, "Hijos sin dios. Cómo criar chicos ateos" es un libro que debe estar en nuestra biblioteca. Navidad ya pasó, pero aun están a tiempo de hacer su pedido de reyes.


Sobre los autores:

Blog de Alejandro Rozinchner: 100volando.net

Blog de Ximena Ianantuoni: www.vamosviendo.com

Sobre ateismo:

ArgATEA: Asociación Civil Ateos en Argentina

Modificado el ( lunes, 31 de diciembre de 2007 ) |
 
< Anterior   Siguiente >


¿Aviso inapropiado? Avise aqui si no se respeta nuestra Politica de publicidad