Carta al gobierno sobre obispado castrense PDF Imprimir E-Mail
escrito por Sebastián Bassi   
sábado, 16 de febrero de 2008
La siguiente es una carta remitida por ArgAtea donde se dirigen al gobierno nacional: 
 
Por la presente, nosotros, miembros de la Asociación Civil de Ateos en Argentina, queremos expresar nuestro apoyo a la iniciativa por parte de cierto sector del Gobierno nacional de disolver el llamado Obispado Castrense. Pensamos que este acto es un gran avance hacia la consecusión de un Estado Laico pleno, pero no el único paso que hay para dar; actualmente las siguientes situaciones están reñidas con el laicismo:
 
  • El Artículo 2 de la Constitución Nacional, pues da un lugar privilegiado a un culto particular.
  • El estatus privilegiado dado a la Iglesia Católica en el artículo 33 del Código Civil y en diversas constituciones provinciales.
  • Los privilegios otorgados a la Iglesia Católica mediante las leyes Nº: 21.540, 21.950, 22.162, 22.430/81, 22.552, 22.950, 24.483 y en los decretos Nº 1.928/80, 1.991/80, 491/95, 1233/98, 20/99 y 13867/46.
  • Referencias a Dios en la Costitución Nacional y todas las constituciones provinciales, excepto la de la Provincia de Entre Ríos. Su mención implica el reconocimiento de su existencia por parte del Estado, que excluye por lo tanto a ateos, agnósticos, politeístas y monoteístas que creen en otra clase de dios.
  • Exención de impuestos con la presunción del bien común de los cultos, cuando en realidad el estatus de culto no debería presuponer bien común. Libertad de cultos no implica fomento de los cultos.
  • La tolerancia de la constante interferencia de la Iglesia Católica en la toma de decisiones respecto a salud reproductiva, vida matrimonial, educación e investigaciones científicas, permitiéndosele que la nombrada institución tenga su voz como la única del sector religioso de nuestra sociedad, en detrimento de otras confesiones religiosas y dejando al margen a quienes no profesan creencia religiosa alguna.
  • Exposición de imágenes religiosas en edificios públicos como así también exaltación por parte del Estado de los ritos católicos.
  • La diferenciación entre culto católico y cultos no católicos en el Registro Nacional de Cultos.

Entre otros puntos.

Celebramos la decisión tomada, esperamos que llegue a concretarse en los hechos y que se prosiga en el camino de conseguir un Estado Argentino laico, por ser éste el que mejor se adecua a una democracia inclusiva, pluralista y exenta de todo tipo de discriminaciones por razones religiosas. Este es un gran paso hacia la libertad de culto en un lugar donde no la había.

Asociación Civil de Ateos en Argentina, ArgAtea .-

Modificado el ( sábado, 16 de febrero de 2008 ) |
 
< Anterior   Siguiente >


¿Aviso inapropiado? Avise aqui si no se respeta nuestra Politica de publicidad